¿Qué puedes hacer si en tu ciudad no hay ningún lugar donde ir a bailar Country Line Dance?


Eso es exactamente lo que me ocurrió a mí cuando me trasladé a vivir a Madrid. En cuanto tuve conexión a internet, lo primero que hice fue buscar un lugar en la ciudad donde ir a bailar Country Line Dance. No lo había. Amplié mi búsqueda a toda la provincia y el resultado fue el mismo. No había dónde bailar.


Lo mejor del Line Dance es la gente tan maravillosa que conoces cuando lo practicas. No necesitas pareja para bailar, lo cual en muchas ocasiones es una ventaja (piensen chicas en todos esos hombres que no quieren bailar ni un vals en una boda), pero se baila en grupo junto a más gente. Por tanto, no tener un lugar donde bailar puede ser descorazonador. Siempre podrás bailar en casa pero sin el componente social.


Preocupado, amplié mi búsqueda con otros parámetros. Si no existía un lugar donde bailar, al menos habría alguna academia de baile donde lo enseñaran. No. No había ninguna. Y estamos hablando de una ciudad del tamaño de Madrid en el año 2004, en plena explosión del Country Line Dance por toda Europa.


Decidido a no rendirme, busqué por internet páginas dedicadas a la música country, descartando de momento el tema del baile. Tampoco había mucho donde elegir, pero me encontré con la página de la Country Music Association Spain (no la busques, ya no existe). Entré en los foros y contacté con un grupo de aficionados a la música country en Madrid. Nos juntamos ocho personas y buscamos un local donde aprender a bailar. ¿Quién iba a ser el profesor? Pues dado que nadie sabía bailar, no podía ser otra persona que yo mismo. Las ocho personas que comenzamos a bailar en un pequeño pub del barrio de La Vaguada, llamado Viva Las Vegas, llamamos la atención a más gente que poco a poco se fue apuntando a nuestro grupo. El pub cerró y nos trasladamos a Guadarrama, a 50 Km de Madrid y el grupo siguió creciendo.


Cualquier persona que quiera bailar hoy en Madrid encontrará oferta para hacerlo prácticamente todos los días de la semana, con locales dedicados al Country Line Dance y eventos esporádicos organizados por distintos grupos de line dancers. También es posible aprender Country Line Dance en varias academias de baile y hay un buen grupo de profesores, algunos exalumnos míos y otros que se han formado en otras partes.


No tengas miedo de ser tu quien plante la semilla del Country Line Dance en tu ciudad. Sólo necesitas un pequeño grupo de gente para empezar y un local donde hacerlo de forma regular. Buenas opciones pueden ser desde un aula vacía de la escuela los fines de semana a ese restaurante de ambiente western, al que vas con frecuencia, un día de baja afluencia de público. Te sorprenderá ver con qué interés las personas que os vean bailar querrán sumarse a la experiencia. Poneros bien guapos, con vuestras botas y vuestros sombreros. Un consejo: por razones de rentabilidad financiera, te resultará mucho más sencillo encontrar locales en las afueras de las grandes ciudades o en ciudades pequeñas.


Si quieres empezar a buscar, hazlo por esta misma página. Entre las más de cuatro mil personas a las que les gusta “Aprende Country Line Dance” puede haber unas cuantas de tu ciudad. Abre un comentario, di en qué ciudad vives y veamos quien se apunta. Si lo deseas, mándame un mensaje privado y te podré decir cuánta gente hay en tu ciudad que podría querer empezar a bailar contigo.


No te demores, cuanto antes comiences, antes estarás disfrutando del Country Line Dance.


Xavi Barrera

Aprende Country Line Dance