Aaron Watson, The Honky Tonk Kid.

 

Parece que fue ayer cuando escuché, Shutupanddance. El primer tema del album I Don’t Want You to go me cautivó al instante con su ritmo fresco, como de agua de colonia, vibrante, sencillo, pegadizo y pensé “¿Quién es este tío?” Quiero más de su música. Y no fui el único que cayo cautivado por este nuevo sonido Honky Tonk. Ya han pasado más de doce años y desde entonces Aarón Watson tiene una cohorte de seguidores en Texas y fuera de Texas que no deja de crecer.

 

El golpe más duro de su vida

 

En esta docena de años, Aaron Watson ha lanzado once álbumes con sus composiciones originales, todos ellos con el sello inigualable de su voz y del sonido fantástico de los Orphans of The Brazos, la banda que lo acompaña desde el primer día. En todo este tiempo, han nacido cuatro hijos a los que quiere con locura, ha pasado incontables horas en la carretera y muchas más aún rascando duro su guitarra, y escribiendo canciones con Jesús en un hombro y el fantasma de Waylon Jennings en el otro, demostrando que había nacido para interpretar temas Country. Pero hace justo un año, la música casi desaparece de esta estrella de Amarillo, Texas. Aarón y su esposa perdieron a su hija, Julia Grace, muy poco después de su nacimiento. Y este hombre, que vive y respira su arte, cayó en el silencio.

 

Real Good Time

 

“Pensé que la última cosa que quería hacer es música, levantarme y cantar”, dice Watson, con su marcado acento tejano, fuerte y suave como la melaza. “Y dije, ‘Dios, no creo que pueda hacerlo. Si lo que quieres que haga es música, voy a necesitar algo de ayuda porque no puedo escribir una canción que salve mi vida’. Y en un mes escribí un disco, como si no fuera nada importante, y ahora pienso que es el mejor que he hecho hasta ahora.


El álbum resultante lleva el título de Real Good Time y es testamento del poder de la música para levantarnos en nuestros momentos más bajos y traer alegría y salvación a través del gemido de un violín, el tañido de una steel guitar o las notas de la voz de Aaron Watson. Él le da todo el mérito a Dios pero es también el resultado de una carrera inspirada por los grandes de la música country como George Strait, Chris Ledoux, Waylon Jennins y, sobre todo, Willie Nelson quien le otorgó, ya hace unos cuantos años, el título de The Honky Tonk Kid. Su música ha formado un sonido único que es al mismo tiempo nuevo y representativo de la gran tradición del sur. Porque, como Watson señala, “la música country mola. Es lo que más mola”.

 

Una carrera de larga distancia

 

La trayectoria de Aaron Watson ha sido lenta y segura, una carrera de larga distancia, no un sprint. Aunque actualmente vive en Abilene, Texas, se crio y creció en Amarillo, Texas (“¿Puedes tener algo más country que eso?”, se ríe) con la música que tenía su padre en casa, plagada no sólo de country clásico sino también con los Beach Boys y los Beatles. Mientras su madre lo animaba a cantar, Watson prefería otras actividades más de chicos como jugar al baseball (es todo un fanático del los Texas Rangers, el equipo de baseball de Dallas) deporte que practicó hasta la universidad cuando se apartó de él por causa de una lesión. Fue en la Universidad Cristiana de Abilene donde Watson cogió la guitarra y se dio cuenta del talento que Dios le había dado para componer canciones. “Finalmente, comencé a vender discos salidos de mi mochila”, dice, y sus fans surgieron de ahí. No fue el resultado de una sola noche. “Lo hicimos del modo más difícil”, dice con orgullo. “Lo hicimos al estilo de la vieja escuela”.

 

Desde Texas a Europa

 

Muy pronto se dio cuenta de la importancia de los fans y de cuánto los valoraba. “Trato a mis fans como a mi familia, como a la realeza”, dice. Hasta hoy, no importa el tamaño de la audiencia pero él se queda después de los conciertos el tiempo que haga falta para saludarlos, abrazarlos y darles la mano a todos cuántos desean hacerlo. “Canto cualquier cosa y todo lo que quieren y no hay nadie que se vaya del concierto pensando que no lo aprecio”. Y han crecido, desde sus leales seguidores tejanos, a fans por todos los Estados Unidos y más allá, acudiendo en masa en conciertos en Europa, que se está convirtiendo ahora en un parte de su agenda de conciertos.

 

Familia, fans y fe

 

Si le preguntas qué le inspira a él y a su música, la respuesta que dará son tres cosas: familia, fans y fe. Tiene una permanente e incansable dedicación a estos tres pilares y cada uno de ellos inspira a los otros. “Ellos son los que hacen mi música. Cuando estoy escribiendo canciones, eso es lo que tengo en mi cabeza. ¿Qué más podría ser?” Real Good Time tiene canciones sobre la vida de Watson, sus padres y abuelos, sobre su fe en Jesús. “Es una reflexión sobre quien soy. Y pienso que es lo que hace a un artista un artista”.

 

Tras una serie de discos incluyendo uno con canciones gospel (religiosas) titulado Barbed Wire Halo y un disco imprescindible en cualquier discoteca country que se precie, el doble (CD+DVD) grabado en directo LIVE: Deep in the Herat of Texas, Aaron Watson piensa que Real Good Time es la cumbre de su carrera hasta hoy. “Realmente resume lo que hemos estado haciendo durante los últimos doce años”, dice. Incluso ha reclutado voces como las de Willie Nelson y Elizabeth Cook para cantar con él en “Honky Tonk Kid” y “Leather and Lace” respectivamente. Hay canciones llenas de fuerza y diversión (“Real Good Time”), temas satíricos (“Hey Y’all”) y temas lentos, directos al corazón (July in Cheyenne”). Lo que no se encuentra en este álbum son temas que no reafirmen la moral de Watson, su fe en Jesús y el amor por su familia. “No canto canciones sobre engaños”, dice. “No se trata de vender millones de discos. Se trata de hacer un impacto positivo y mi música es mi legado. Quiero que la gente los escuche y sepan de lo que iba yo una vez haya dejado este mundo”.

 

Destacado palmarés

 

Watson ha acumulado numerosos reconocimientos y logros en el transcurso de su carrera incluyendo ventas por encima de las 150 mil unidades, siete números 1 en la Texas Music Chart (lista de éxitos de Texas) y 4 álbumes que debutaron en la prestigiosa lista nacional de la revista Billboard. Asistió a los premiso de la ACM (Academy of Country Music) (“¡Creo que fui el único tipo ahí que llevaba puesto su sombrero de cowboy!”, dice). Pero después de todo, el “preferiría tener recompensas que premios. Mis recompensas son mi familia y mis fans. Y tener una llamada de Lyle Lovett (el prestigioso cantante tejano) para decirme que el y su madre oían mi disco godspel mientras conducían por todo el país. O un veterano de guerra inválido acercándose a mí con lágrimas en los ojos dándome las gracias por la canción que escribí para mi padre”. Y es que la canción “Raise Your Bottle” fue escrita para el padre de Watson, quien quedó inválido en la guerra de Vietnam y que ha usado para recaudar fondos y crear conciencia para la Boot Campaign, una fundación que ayuda a los soldados americanos tras su retorno a casa. Devolver no sólo en música sino también con actos es una importantísima parte de la filosofía de Aaron Watson.

 

 The Honky Tonk Kid


Cuando Watson empezó en el mundo de la música comenzaron a llamarle The Honky Tonk Kid (el niño del Honky Tonk). A los 35 aún lo hacen. Está orgulloso de ello. Aunque ha cambiado una vieja furgoneta y un remolque por un autobús de gira, los locales con suelos llenos de aserrín por grandes escenarios, aún mantiene las principales razones por las que comenzó escribiendo canciones y a cantar hace ya tantos años. “Tenemos una fórmula que ha funcionado durante más de una década y que es hacer buena música, saludable, divertida, reflexiva acerca de lo que creo”, dice.

 

Durante estos años, Aaron Watson ha escrito un buen número de canciones “imprescindibles”, canciones sin las que sus fans no le permitirían abandonar un escenario y entre las que se encuentran temas memorables como “Reckless”, “Heyday Tonight”, “Off The Record” o “San Angelo”.

 

Aaron Watson linedancing


Los bailes con música de Aaron Watson resisten como ningún otro el paso del tiempo. Así, siguen siendo un éxito en la pista bailes como “Reckless” con la cación del mismo titulo, “Special Number Three” con la canción “Heyday Tonight” o el más reciente “Legs Up” con la canción “Sweetheart of the Rodeo”.

 

 

Xavi Barrera.

xavi.barrera@countrymadrid.com

 

Deja tu comentario. Gracias

Escribir comentario

Comentarios: 0
www.countrysierra.com
www.countrysierra.com
aprendecountrylinedance.com
aprendecountrylinedance.com